Asociación

Formación y actividades

¿Por qué le damos tanta importancia al estudio?

Pensamos que el trabajo o estudio, realizado con espíritu de servicio, es un elemento fundamental de la madurez humana. Por eso, un socio entiende qué es CORA cuando pasa habitualmente por sus salas de estudio y participa de ese ambiente.

¿Cómo entendemos el estudio?

Entendemos que un buen estudio es la síntesis entre la motivación personal y familiar, la responsabilidad individual y un ambiente adecuado. En CORA queremos ofrecer:

  • UN LUGAR: Salas de estudio en las que se facilita la concentración, el orden y el trabajo serio.
  • UN AMBIENTE: donde lo natural es estudiar y ver estudiar a los demás: donde se contagia el ambiente de trabajo.
  • UN HORARIO: exigente que persigue inculcar, con el esfuerzo personal, la fortaleza para vivir con orden un plan diario de trabajo constante.
  • UN CRECIMIENTO EN AUTONOMÍA PERSONAL: En CORA se viene a estudiar porque se quiere y, así, se adquiere el hábito del esfuerzo por conseguir las metas propuestas.
  • UNA MOTIVACIÓN: Se les enseña a estudiar no sólo para obtener buenos resultados, sino también para ser buenos profesionales en el futuro y servir mejor a los demás.
  • UNA COMUNICACIÓN FLUIDA: entre los preceptores del Club y las familias.
  • UNOS RESULTADOS: El ambiente de trabajo serio que se encuentra en CORA facilita, junto con el esfuerzo personal, mejorar los resultados académicos.

¿Organizamos muchas convivencias y salidas de varios días?

Procuramos organizar actividades donde prime la relación con otras personas; por eso son frecuentes las salidas de varios días, convivencias y campamentos. Cada socio participa en aquellas que mejor se adaptan a sus necesidades. Las actividades son de distinto tipo: solidarias, culturales, deportivas, en la naturaleza, etc.

¿Qué papel tiene el deporte en las actividades de CORA?

Procuramos promover el deporte como escuela de virtudes, de trabajo en equipo, donde se aprende a ganar y a perder, a esforzarse y a luchar con los demás.

¿Cómo encauzamos las actividades sociales?

Queremos que los chicos conozcan la realidad de la tercera edad, como fuente de experiencia, respeto, cariño y entrega. Nos parece que la convivencia entre generaciones es un buen modelo para la educación familiar.

Como parte de su educación familiar, también nos parece también muy formativo que chicos mayores ayuden a otros menores, impartiendo sesiones de catequesis o colaborando en la organización de actividades de tiempo libre.

Igualmente, nos parece importante que entren en contacto con la pobreza, la enfermedad y la discapacidad, como forma de despertar en ellos una sensibilidad que se arraigue en su personalidad.

 

En la Asociación Club CORA contamos con un plan de protección del menor y normas de convivencia que se inspiran en la Convención de Derechos del niño de 1989, carta Europea de Derechos del Niño de 1992 y en la Ley Orgánica 1/1998, de 20 de abril, de los Derechos y Atención al Menor. Este protocolo está a disposición de cualquier persona que lo solicite a través del Presidente de la Junta Directiva o Director de la Asociación.